Lo que debes hacer en una herida si tienes diabetes

Lo que debes hacer en una herida si tienes diabetes/ Foto: iStock

Consejos de belleza, nutrición,consejos de pareja y más en tu correo.SUSCRÍBETESe abrirá en otra pestañaAl hacer click en Suscríbete elegirás el contenido que quieras recibir en tu correo y quedarás suscrito a nuestro boletín el cual podrás cancelar en cualquier momento; no olvides revisar tu carpeta de Spam.

Somos el sitio líder de estilo de vida en México y América Latina. Sumamos a los mejores expertos, para mejorar tu calidad de vida.

Nuestros compañeros de Sale el Sol, comprometidos con el contenido que difunden en su programa, ofrecieron una disculpa a quienes pudieron haber afectado u ofendido tras haber tenido como invitada hace dos meses a una licenciada en rehabilitación física que habló sobre una técnica de curación desarrollada en África y aplicada en Reino Unido para curar el pie diabético, pero reconocieron era importante tener el punto de vista inmediato de un médico cirujano y especialista en cirugía del pie diabético y atención a heridas crónicas para aclarar las dudas al respecto. 

La diabetes es la segunda causa de muerte en nuestro país. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, en México 8.7 millones de personas sufren diabetes y se estima que alrededor de 12 millones de personas padecen la enfermedad sin saberlo, pues no han sido diagnosticadas. 

México ocupa el lugar 9 en número de casos con diabetes a nivel mundial y se pronostica que en el 2025, el número de casos en el país aumentará y se colocará en el número 7 a nivel mundial. 

Lo que debes saber de la diabetes 

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de glucosa en la sangre son muy altos. Se da cuando el organismo pierde la capacidad de producir insulina o de utilizarla correctamente y padecerla puede provocar problemas vasculares, ataques cardíacos, insuficiencia renal, ceguera, amputaciones, derrames cerebrales, o daños en el riñón.

Aunque se trata de una enfermedad incurable, con el tratamiento adecuado se pueden mantener los niveles de glucosa, y con ejercicio y una dieta adecuada es posible retrasar sus efectos. 

Síntomas de la diabetes 

Los síntomas de la diabetes, de acuerdo con especialistas de Mayo Clinic, varían según la cantidad de azúcar en aumento, pero estos son algunos de los síntomas más comunes tanto en la diabetes tipo 1 como en el tipo 2:

  1. Pérdida de peso sin causa aparente 
  2. Sed 
  3. Mayor apetito 
  4. Ganas frecuentes de orinar 
  5. Cansancio 
  6. Irritabilidad 
  7. Llagas de cicatrización lenta 
  8. Visión borrosa 
  9. Infecciones frecuentes, por ejempo, de piel, encías, entre otras. 

Factores de riesgo de la diabetes 

Los factores de riesgo de la diabetes dependen del tipo de diabetes, pero por lo regular son antecedentes familiares, el peso, el sedentarismo, síndrome de ovario poliquístico, hipertensión arterial, niveles de colesterol y triglicéridos anormales, entre otros.  

Prevención 

Para prevenir la diabetes se pueden aplicar ciertas medidas como seguir una dieta saludable, hacer ejercicio con regularidad y mantenernos en nuestro peso ideal. 

Tratamiento 

Depende del caso, pero para la diabetes tipo 1 implica aplicación de insulina o uso de bomba de insulina, monitoreo de los niveles de glucosa en la sangre, mientras que para la diabetes tipo 2, el tratamiento consiste en seguir un estilo de vida saludable, toma de ciertos medicamentos, insulina y el control de los niveles de insulina en la sangre.

Heridas por la diabetes 

La diabetes puede causar que las heridas tarden más en curarse, ya que la enfermedad puede tener algunas complicaciones como daño en los vasos sanguíneos (angiopatía diabética) o en los nervios (neuropatía diabética) y la probabilidad de tener infecciones. 

Lo que debes hacer en una herida si tienes diabetes:

  1. Lávate bien las manos antes de curar la herida, para evitar que se infecte.
  2. Lava la herida con agua y jabón antiséptico.
  3. Seca la zona con gasas.
  4. Aplica un antiséptico suave y que no tenga pigmentación, como la clorhexidina.
  5. Cubre la herida con una gasa y un apósito.
  6. Acude lo antes posible con tu médico para que te revise e indique el tratamiento y medidas a seguir.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *