¿Sufres hipotiroidismo y exceso de peso? Acá algunos consejos para estar mejor.

El hipotiroidismo es una enfermedad que afecta a muchas personas, y esas personas que la padecen enfrentan muchos problemas y desafíos cuando hablamos del tratamiento.

Por si fuese poco, tienen que lidiar con el aumento de peso que trae consigo esta enfermedad, y que debes saber que no depende de los alimentos que consumen sino por los trastornos metabólicos.

El hipotiroidismo en otras palabras más sencillas, consiste en una enfermedad que disminuye el ritmo del metabolismo ya que la hormona tiroidea no se secreta suficientemente, lo que causa el aumento de peso, el cual al ser debido a esta enfermedad se convierte muy difícil de controlar y además llevar una vida sana se vuelve difícil.

Esta enfermedad afecta en su mayoría a mujeres mayores de los 50 años en menor cantidad, es decir las personas que la padecen suelen ser jóvenes u hombres, pero los casos son raros.

Si quieres saber más acerca de esta enfermedad inflamatoria que deteriora las células en la glándula tiroides, te invitamos a seguir leyendo este interesante post que hemos preparado para ti que tanto te gusta saber de todo.

Conoce más detalles acerca del hipotiroidismo

Como te veníamos hablando, el hipotiroidismo es una enfermedad que produce un desorden metabólico, que hace que las personas que la padecen aumenten de peso, aún cuando tengan un apetito normal, o incluso disminuido.

Entre los síntomas que puede producir el hipotiroidismo tenemos:

Fatiga o cansancio

Cabello quebradizo o caída del cabello

Cambios de humor

Falta de concentración

Depresión

Calambres en los músculos

Resequedad cutánea

Uñas débiles

Infertilidad

Aclaramiento de las cejas

Déficit del sueño o insomnio

Sensación de hormigueo en el cuerpo

El porque del aumento de peso es que la hormona tiroidea es la encargada de enviar al organismo las señales para regular el metabolismo y el consumo de energía, es decir, la tiroides se encarga de que el organismo queme las grasas, evitando el aumento de peso y la mantenencia del sueño.

Si esta glándula no funciona como debería, nuestro metabolismo se ralentiza lo que hace que ganemos peso, pues bien sabemos que un metabolismo nos ayuda a mantener nuestro peso, ideal, pero cuando se ralentiza, esto pasa, el cuerpo aumenta de peso así comamos poco.

Es probable que muchas personas sufran esta enfermedad pero no lo saben, por eso si usted esta experimentando un aumento de peso inexplicable, acuda a su médico para que este le diagnostique si usted padece o no de problemas tiroideos.

Afortunadamente hay maneras de tratar este problema y por supuesto sentirnos mejor. Algunos consejos te los daremos hoy, así que tómalos muy en cuenta si tú padeces de esta enfermedad.

En cuanto al aumento de peso, nosotros también podemos colaborar, y es que el consumo de harinas favorece al aumento de peso, por lo que es recomendable, disminuir su consumo o cambiarla por harinas integrales que no solo te ayudarán a evitar el aumento de peso, sino que también te ayudarán a controlar tu glucemia.

Ingiere grasas saludables para que sean más fáciles de metabolizar. Algunos alimentos recomendados son las carnes magras, pescados blancos, aceite de coco, de oliva y granos y semillas.

En cuanto a las cenas, trata de que sean livianas, incluyendo vegetales, pocas grasas y trata de cenar 2 horas antes de irte a dormir.

La ingesta de líquido es primordial, de por sí, pero recuerda que si padeces de esta enfermedad debes evitar el consumo de refrescos o jugos pasteurizados, solo bebe agua fresca y pura, al menos litro y medio o dos litros por día.

El té verde te ayuda  a quemar grasa, por lo que es maravilloso que lo consumas. Además actúa como laxante natural y ayuda en el tránsito intestinal.

Procura consumir más fibras para evitar el estreñimiento e inflamaciones, además consumir fibras brindará saciedad y reducirá tu apetito. Come más lechuga, zanahorias, acelgas, remolachas, champiñones, calabaza y nabos.

Procura hacer ejercicios, pero no exageres, bastará con caminar enérgicamente, andar en bicicleta, practicar natación y musculación.

Si te ha gustado este post, no te olvides de compartir, pues esta información es muy valiosa y le puede  interesar a alguien más.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *